2012, Boletín #01

Introducción

Los rociadores automáticos surgieron por la necesidad de proteger inmuebles y lo que ellos contenían, de tal modo que estos lugares se protegieran por si solos, es decir, en caso de ocurrir un incendio, automáticamente estos dispositivos deberían de actuar por si “solos” activados por medio de calor proveniente del incendio. De esta manera se pretendía evitar la necesidad de haber gente en el sitio al momento del incendio, y aun mejor, se evitaba que entrara personal a combatir el fuego.

A lo largo de la historia, estos dispositivos tuvieron varios cambios, cambios significativos para su funcionamiento. Conforme fue pasando el tiempo fueron evolucionando con las tecnologías que se iban desarrollando en ese momento.

Historia de los rociadores

En 1723 Ambrose Godfrey creo lo que se conoce como el primer dispositivo para combatir incendios, el cual consistía en un barril de madera lleno con agua. Estos barriles eran colocados estratégica mente en todo el cuarto o área que se deseaba a proteger, a su vez, estos barriles estaban unidos por una serie de fusibles con la esperanza que estos fusibles fueran activados por el fuego.

Barril

De libro Layout Technician de NFSA

Como podrán darse cuenta, la desventaja de este dispositivo era que el fuego tenía que coincidir con la ubicación de alguno de estos barriles, de otra manera, no se activarían.

 Un poco después se mejoró este sistema de protección contra incendios a base de barriles llenos de agua. Lo que se propuso fue que este mismo barril lleno con agua, en lugar de dejarlo fijo en un sitio, se colocaran en un lugar estratégico de tal manera que la hora de ocurrir un evento de incendio, una persona entrenada corriera inmediatamente al lugar donde se encontraban los barriles y hacer lo que se muestra en la figura. Tomar el barril, rodarlo directamente al fuego y esperar que se encendiera el fusible pegado al barril y una vez encendido esperar a que explotara el barril para que especiera agua sobre el lugar donde el incendio se estaba llevando a cabo. Este barril estaba al igual que el anterior, cubierto de fusibles para hacer que estallara en cuanto entrara en contacto con el fuego.

Ya para 1800 se mejoraron los sistemas de protección contra incendios, tales mejoras fueron: la tubería perforada, cuerdas que actuaban como fusibles y los tapones fusibles.

John Carey mejoro un sistema de tuberías con agujeros, esta tubería estaba conectada a un tanque elevado, el cual estaba lleno de agua. ¿Pero cómo hacía que el agua no pasara por la tubería y atreves de los agujeros de tal modo que mojara todo lo que estaba abajo? He aquí la idea de Carey; un tapón obstruyendo el flujo de agua atreves del tanque era sostenido por una cuerda que a su vez estaba ligada a un sistema de pesas. Este sistema de pesas estaba unidas a un sistema de fusibles que actuaban como el seguro del tapón del tanque. ¿Como funcionaba esto?, muy simple; en caso de ocurrir un incendio, la cuerda fusible se rompía y dejaba caer la pesa a la base como se muestra en la figura de un lado, al caer la pesa, la cuerda unida a la pesa jala el tapón del tanque elevado, al elevarse el tapón, deja fluir el agua a través de la tubería de tal manera que esta fluye y apaga el incendio.

¡Muy ingenioso!, cierto?, si, realmente fue la base para los sistemas contraincendios actuales. Solo que tenía una desventaja, al ser un sistema de tuberías perforadas, al elevar el tapón del tanque, el agua fluía por todas las tuberías arrojando agua en lugares donde no hubiera fuego.

En este mismo siglo, Henry Parmelee creo el primer rociador automático funcional. Henry Parmelee era el presidente de una compañía de pianos, la cual se quemó completamente, de esta tragedia surgió uno de los más grandes inventos, el cual fue, los rociadores automáticos. Después que se quemó su fábrica de pianos estuvo buscando e ideando la manera de proteger su fábrica de futuros incendios tales como el que le había ocurrido.

La idea de Parmelee era la de unir estos rociadores a una serie de tubos. Estos rociadores era simplemente una boquilla unida a la tubería, esta boquilla tenía un tapón que estaba soldado en su orilla, esta soldadura se derretía a 160 F, al derretirse esta soldadura el tapón salía expulsado por la presión del agua y esta a su vez caía sobre el área donde el incendio se estaba llevando a cabo.

Del lado izquierdo podemos ver el rociador creado por Grinnell y de lado derecho vemos el rociador creado por Parmelee.

 Otros tipos de rociadores fueron creados en los años siguientes, los cuales se muestran en las siguientes imágenes.

old style

De libro Layout Technician de NFSA

Con la mejora de los rociadores vino también la mejora de los sistemas de tuberías, esto en el sentido de que se podían seccionar varios lugares mediante válvulas de control.

A finales de 1800 los sistemas de rociadores eran tan confiables y redituables que las compañías de seguros ofrecían descuentos en las primas de seguros. Claro que también fue una desventaja porque cada compañía creo sus propios estándares de instalación. Fue por esto que para los 1890´s miembros de las aseguradoras y fabricantes se unieron para formar la asociación que ahora conocemos como NFPA.

Fue entonces, que, para estandarizar la instalación de los sistemas contraincendios, en 1896 se publicó el primer estándar de instalación llamado NFPA 13. Como dato curioso, fue el primer estándar de NFPA, aun así, se le número con el #13.

Fue así como varias compañías de seguros desecharon sus estándares de instalación y adoptaron él.

Ya para principios de 1900 se hicieron infinidad de mejoras en los fusibles de los rociadores y en los patrones de descarga. Anteriormente se creía que para atacar el fuego era necesario diseñar un rociador de tal manera que arrojara agua hacia el techo para mojarlo y enfriarlo y el resto del agua hacia abajo, a este tipo de rociador se le conoce como “Conventional” o “old-style”. Estos rociadores eran los que se utilizaban antes de 1955. En la imagen pueden ver como el agua es arrojada hacia arriba y hacia abajo.

Mediante estudios y pruebas se dieron cuenta que no era necesario arrojar agua hacia arriba, por lo que se creo el rociador que ahora conocemos como “standard”, este arroja toda el agua hacia debajo de tal manera que ataca el fuego con la totalidad del agua que sale por el.

Entre los años 70´s y 80´s del siglo pasado, se creo un tipo de rociador diseñado especialmente para residencias. La característica principal de este rociador es que actúa de manera mas rápida de tal modo que ayuda a preservar la vida humana. Otra característica de este rociador es que el patrón de descarga del agua es diferente al rociador “standard”.

Debido a que los rociadores que se habían creado para entonces solo controlaban el fuego, se tuvo la necesidad de crear un rociador que extinguiera por completo el fuego, por lo cual se invento el primer rociador de supresión temprana “ESFR”.

Por  Ing. Eduardo López

Lalo1

10 de Enero de 2012

Baja Design Engineering

cropped-logo-bde1.jpg