Incendios: 4 Razones por las que los sistemas contra incendio fallan cuando se necesitan

Los sistemas de rociadores automáticos contra incendio son el método más confiable para prevenir la pérdida de bienes y vidas humanas durante un incendio. Este tipo de instalaciones son confiables desde el siglo 19, actualmente continua su desarrollo, estudio y mejora.

La efectividad de los sistemas es alrededor del 90%, estos estudios están basados en instalaciones en estados unidos de acuerdo a estudios de NFPA, tienen una efectividad bastante alta aun así se cuestionan que ocurre en el 10% de los casos donde los sistemas no son efectivos.

Lo que me lleva a preguntar no solo a mi sino a las personas de mi localidad, hace algunas semanas o meses un almacén con contenidos clase I-IV y Plásticos Grupo A se incendió y fue una pérdida, afortunadamente solo material (evidentemente al dueño no le parece nada afortunado).

Las personas se cuestionan, “pero tiene rociadores como es que se quemó”, la respuesta sería sencilla y complicada a la ve: debido a falta de mantenimiento o desconocimiento del funcionamiento del sistema.
En listaré algunos puntos por los cuales los sistemas contra incendio pueden ser inefectivos.

4 top 2

  1. El sistema se encuentra fuera de servicio

Esto puede ocurrir cuando se tiene un edificio vacío, en construcción o cuando el sistema presenta problemas como fugas y se pone el sistema fuera de servicio.

Es importante que si existe un cierre de válvulas estas se pongan en servicio después de las inspecciones y/o mantenimientos.

El sistema puede quedar fuera de servicio por intervención manual, realizada por personal de los edificios o inclusive por elementos del departamento de bomberos después de que los rociadores se activaron, algunas veces puede parecer que un incendio ya está controlado y no ser así.

  1. Daños en los componentes

Esta situación no es error humano, puede ser derivado de que el edificio o el techo colapsen.

NFPA es estricto considerando que los sistemas manejan un solo incendio a la vez y no contemplan nada sobre si existe una explosión o el colapso de un edificio donde el sistema sufriría un daño total o parcial de sus componentes.

  1. Falta de mantenimiento

Los sistemas contra incendio se encuentran estáticos esperando ser llamados para entrar en acción, para sopesar esta situación, existen diversos métodos para mantener en buen estado los equipos CI, estos son:

  • Arranques a los equipos,
  • Pruebas a los dispositivos como válvulas, etc,

Estos son mantenimientos que se deben realizar de forma periódica para mantener en buen estado los equipos, dispositivos y en general a todo el sistema.

¿Que sigue después de haber instalado el sistema de rociadores, mangueras o hidrantes?  NFPA 25 es el estándar donde se encuentran los lineamientos para la vida segura y prueba de los sistemas contra incendios.

  1. Protección inadecuada para el riesgo

La cuarta razón por la que puede fallar un sistema al operar es que el sistema este diseñado para un riesgo diferente al que esta protegiendo. Al momento de diseñar un sistema, la decisión más crítica es a la hora de clasificar la ocupación o contenido de un lugar ya que esta decisión afecta el diseño y las consideraciones de instalación, así como al suministro de agua y duración, la separación entre rociadores, el rociador (el agua que descargan), etc. Esto también puede ser debido a que se diseñó para un área de producción y con el tiempo el inquilino decide convertir el espacio en un almacén, hay que tener en cuenta que no es lo mismo un taller de máquinas y herramientas que un almacén de plásticos.

En listaré algunos casos reales que pudieron haber comprometido el funcionamiento de los sistemas contra incendio:

  1. Tanque de almacenamiento de agua, vacío. Si no se cuenta con agua o con agua suficiente de acuerdo al riesgo, por mejor que este diseñado e instalado el sistema contra incendio será inútil.
  2. Tanque de combustible diésel vacío. Si se cuenta con una bomba accionada por motor diésel, que es la mayoría de los casos en México, si no se tiene combustible para el motor, la bomba no se accionará y ocurre lo mismo, el sistema no sería útil.
  3. Rociadores con protección en bulbo. Los rociadores traen un protector de plástico para evitar que el bulbo del rociador se dañe durante su traslado o instalación. Si ese plástico no se retira una vez instalado, su operación estará afectada ya que no se activará correctamente.

4 top 3

Por Ivonn Ochoa

BDE Junio 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close